Saltar al contenido

Riesgos que puede sufrir un bebé desde su nacimiento hasta sus primeros años de edad

Los niños son los seres humanos más frágiles que existen desde siempre, su seguridad en todo momento está expuesta incluso antes de nacer, siendo los pequeñines los más propensos a sufrir accidentes y muchas otras complicaciones.

Indefensos y con conocimientos muy nulos sobre los riesgos de la vida, los niños van aprendiendo en base a la experiencia, aunque algunas experiencias es mejor no vivirlas de ninguna forma, al menos no en edades tan bajas.

El exterior,  los vehículos e incluso nuestro propio hogar puede ser un lugar mortal si no tiene las medidas de prevención  necesarias; aunque por supuesto, esto sin la intención de alarmar a los padres.

En este artículo mostraremos todos los estados de riesgo que sufre un niño desde su fecundación hasta sus primeros años de edad, y  podrás notar que de hecho,  pueden evitarse con mucha facilidad y sin mayores objetos, solo un cuidado correcto y algo de sentido común.

BabyMonitor los mejores vigilabebes, que te ayudaran a tener monitoreado a tu bebe, seguridad del bebe,

Etapas de crecimiento de un niño y sus amenazas

Los estados de crecimiento en un niño son muy variados; no obstante, en cada mes o año el bebé puede sufrir de diversos riesgos, y necesitan medidas de seguridad,  aquí te los colocamos de manera ordenada para que puedas solucionarlos o prevenirlos:

Riesgos entre las Edades desde 0 a 5 meses:

Este es el primer segmento y tal vez el más delicado, aquí el niño aun no gatea ni puede hablar, no tiene dientes y sus riesgos más comunes son: Asfixia por ahogamiento, caídas por balanceo, enfermedades respiratorias por condiciones de ambiente, problemas cervicales por estar mucho tiempo sentado.

Edades de 6 a 12 meses:

Aquí el niño está un poco más grande y puede entre otras cosas comenzar a gatear, decir sus primeras palabras y mostrar aparición de sus primeros dientes.  Anexando los riesgos anteriores podemos agregar caídas desde alturas graves, riesgo de envenenamiento por químicos mal colocados y de cortadas por objetos punzocortantes.

Riesgos entre las 1 a 2 años:

Aquí el riesgo de caída de una cuna sigue existiendo aunque su probabilidad de golpe crítico es considerablemente menor, se puede agregar a la lista: infección por heridas, raspones, moretones, ahogamiento por comidas mal masticadas.

Riesgos entre las 3 años en adelante:

Esta es la etapa culminante, donde los pequeños comienzan a desarrollar un poco más la prevención en base a experiencias pasadas, a los riesgos se pueden sumar caídas de impacto grave y dislocaciones por juegos no aptos.

Medidas de protección para una mujer en estado de embarazo

Mujer embarazada

El desarrollo evolutivo del niño de 0 a 1 año puede generar muchos riesgos en el proceso, aunque ninguno como los que puede sufrir durante el estado de  “inquilino” en el vientre materno, ya que puede sufrir las enfermedades de su madre,  sufrir lesiones por golpes en el vientre y daños por ahorcamiento del cordón umbilical.

Para proteger a la madre durante su estado de embarazo existen múltiples medidas que van desde la correcta alimentación hasta el cuidado físico del vientre, estas medidas son:

  • No consumir ningún tipo de bebidas alcohólicas durante el estado de embarazo
  • Comer alimentos bien conservados o frescos, evitar preferiblemente los alimentos rápidos de la calle, sean estos: Hamburguesas, Perros calientes, Shawarmas y otros.
  • Evitar el transporte público en estados ya avanzados (4 meses en adelante) donde el vientre comienza a crecer de manera excesiva.
  • No consumir cigarrillos ni ningún otro tipo de producto que genere aspiración de humo (vapers, Cigarrillos electrónicos).
  • No tener contacto alguno con drogas y evitar aspirarlas (en el caso de la marihuana).

Medidas preventivas para niños en sus distintas edades.

Las medidas preventivas para riesgos en niños pueden ser muy variadas dependiendo de su edad, estas pueden ser las siguientes:

Bebes recien nacidos de 0 a 3 meses

  • Utilizar barreras de seguridad en cunas
  • Hacer uso de monitores “preferiblemente cámaras” para visualizar los movimientos del pequeño
  • Utilizar un  asiento de coche con reposacabezas y seguridad de 4 puntos
  • Consumir previamente todo alimento que se le dé al bebé sin tocar la mamila para saber que no está contaminado, pasado o en estado de descomposición.
  • Alejar productos pequeños que pueda ingerir.

Bebes de 4 a 7 meses

  • Colocar barreras en chimeneas, puertas y escaleras,
  • Colocar obstructores en tomacorrientes y alejar cualquier cableado del alcance del niño.

Bebes de 8 a 12 meses

  • No dejar ningún articulo punzocortante en el suelo.
  • Tener bien resguardados todos los productos químicos y de limpieza.
  • No dar objetos de vidrio al infante.

Niño de 1 año en adelante

  • Protegerlo de lugares con altos niveles de calor o humedad
  • Mantener las áreas de suelo secas para que el pequeño no pueda resbalarse.
  • Utilizar siempre los seguros del vehículo para ventas y el seguro para niños.
  • Tomarlos de la mano en todo momento
  • Utilizar mosquiteros y humificadores para eliminar posibles contaminantes de ambientes.

Amenazas comunes en niños de todas las edades

Si bien existen riesgos y categorías en base a la edad del pequeño, todos ellos sufren de riesgos comunes, estos van desde accidentes por caídas hasta los objetos sucios introducidos en la boca.

Los niños siempre suelen llevarse todo a la boca: llaves, plástico, hasta un lapicero, esto además de ser grave y muy perjudicial para su salud, puede generar la típica amigdalitis e infección de garganta.  Los mosquitos e insectos por otro lado, son un problema para todo el mundo, y los mosquiteros son la solución más simple.

Mantén la calefacción a temperatura cómoda para el pequeño,  estos son más propensos a resfriarse y los climas fríos o muy calientes no son algo que ellos puedan tolerar con mucha facilidad; puedes probar, el te avisara con sus muy sutiles llantos.

Los niños pueden ser muy tranquilos o muy impacientes y por ello son propensos a múltiples riesgos, incluso mayores que los de una persona común, protegerlos es una cuestión de responsabilidad, no solo para los padres sino para cualquier familiar o encargado que este al cuidado de ellos; sin embargo, con los consejos ya dados, el pequeño podrá estar tranquilo.

“Enfocados en la seguridad de tu bebé”